García Caffi: “No al cambio en el Servicio de Alimentación Escolar”

0
300

La carta completa:

A partir de julio el Servicio Alimentario Escolar (SAE), “dirigido a niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad social, escolarizados en escuelas públicas de la provincia”, pasará a depender de la Secretaría de Educación municipal. Actualmente, su administración está en manos del Consejo Escolar.

En un diálogo reciente con la prensa, la Secretaria de Educación local, Marcela Campagnoli, anunció que, a partir del próximo mes de julio, la administración de los comedores escolares pasará a estar bajo su órbita. Recordemos que la Secretaría de Educación es encabezada por funcionarios políticos elegidos por el Intendente, mientras que los Consejeros Escolares son elegidos directamente por nuestro pueblo. Se trata entonces, de una decisión política que retira atribuciones a un órgano representativo para colocarlas en manos de un funcionario del ejecutivo.

En los Consejos Escolares hay distintas voces, representadas por distintos partidos políticos que deben consensuar, facilitando también la fiscalización. De prosperar esta iniciativa, las decisiones quedaran en manos de funcionarios de un solo partido, restando legitimidad y calidad.

Además, pasarían a depender – en el caso de Pilar – de una Secretaría que en el ejercicio 2016 dejó sin utilizar casi $95.000.000 provenientes del Fondo Educativo Nacional. Una suma muy importante que podría haber ido a importantes obras, tan necesarias en nuestras escuelas. Con este antecedente ¿estamos seguros que el SAE va a recibir una mejor administración?

Pero no solamente se trata de una avanzada que recorta densidad democrática, sino que además va en contra de lo establecido en nuestra Constitución Provincial, en la Ley de Educación Provincial y en la Ley de Instituciones Educativas. En ellas, queda claro que en los distritos, la administración de los servicios educativos provinciales – con la sola excepción de los aspectos pedagógicos – debe estar en manos de los Consejos Escolares.

El cambio en la administración del SAE es consecuencia de la decisión de la Gobernadora Vidal y de la adhesión del Intendente Ducoté. A ambos, les pedimos que respeten las instituciones y profundicen la democracia. La cantidad y la calidad de los alimentos que se distribuyen en los comedores de nuestro Pilar son de vital importancia y requieren nuestra máxima atención como sociedad. Nuestros jóvenes necesitan una alimentación equilibrada y balanceada, administrada por representantes del pueblo, en consenso, con toda la legitimidad que otorga el voto popular y respetando nuestra constitución.

También, queremos decir que nos preocupan las actitudes que vienen demostrando los gobiernos de Cambiemos con respecto a la educación en los últimos meses: el incumplimiento de la paritaria nacional docente, la bochornosa convocatoria a voluntarios para reemplazar a los docentes, el incentivo con dinero al rompe huelgas, la represión, la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores y el recorte en la distribución de material pedagógico y de las Netbooks de Conectar Igualdad, que habían comenzado a disminuir la brecha digital en un mundo dominado por las tecnológicas de la información y la comunicación.

¡La escuela estatal la mejoramos con más participación y más democracia! No al cambio de sistema para el SAE, sí a poner más luz en los Consejos Escolares y a calificar la oferta electoral que los partidos políticos presentan para ese órgano de la constitución.

Federico García Caffi, dirigente peronista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here