El Diario de Pilar: El “carritogate”, un inesperado conflicto con el comercio

0
361

La Scipa pidió que los food trucks no se instalen hasta fin de año. Y que en 2018 se vayan de la plaza. Pero el área de Turismo defiende la actividad. Y redobla la apuesta este fin de semana.

No fueron las tasas municipales ni el tarifazo de los servicios. Ni siquiera la sostenida caída de las ventas durante los últimos siete meses. Lo que desató el conflicto entre el sector comercial y el gobierno fueron los food trucks.
Los carritos, que cada fin de semana pueblan la plaza 12 de octubre con su oferta gastronómica, son el eje de un reclamo sectorial, que incluye ásperas internas palaciegas. Un conflicto inesperado, en el marco de un diciembre caliente.
Desde la Sociedad de Comerciantes, Industriales, Propietarios y Afines de Pilar (Scipa), celebraron como un logro que, tras una reunión mantenida con el intendente Nicolás Ducoté y otros funcionarios, se decidiera ponerle un límite a la instalación de carros.
Según el comunicado de la entidad, los carritos “serán reubicados en forma coordinada en sectores a designar que no comprometan al tránsito vehicular del centro comercial, previa reglamentación de la registración de los mismos”.
El texto revelaba, a su vez, otra situación: no hay una ordenanza que regule la actividad y, por lo tanto, no tributan ni habilitación ni tasas se Seguridad e Higiene, dos requisitos mínimos que les son exigidos al resto de los comercios. Algo que se subsanaría el año que viene, dicen en el gobierno
Pero ayer, a través de Twitter, los carritos anunciaron que no se rinden: “#IMPORTANTE este finde arrancamos el  #VIERNES a partir de las 18HS con muchas ganas de empezar a vivir la #Navidad en los #CarritosDePilar con mucha onda!”, tuiteó la cuenta @CarritosDePilar.

Defensa
El debate en la reunión del lunes fue caliente. Sobre todo cuando llegó el punto de los carritos. Según reconstruyó El Diario en base a testimonios de participantes, para ese momento el intendente Nicolás Ducoté dejó el salón empujado por otros compromisos y la cumbre quedó conducida por el secretario de Desarrollo Económico, Guillermo Lindoso y el director de Turismo, Fabián Martínez. Éste último, defensor acérrimo de los carritos.
El punto se resolvió con una votación a mano alzada, propuesta por los funcionarios. Y la Scipa resolvió, por mayoría, pedir que no haya carritos por las próximas dos semanas.
“Lo de los comerciantes es entendible, es una cámara con muchos amigos y es bueno que haya muchas visiones. Eso enriquece el debate”, condescendió Martínez, en una entrevista radial.
Pero defendió a rajatabla el sistema, al que calificó como un “catalizador de toda la oferta gastronómica” y le atribuyó haber reactivado el centro, que “estaba muerto”.
“Hay una decisión política en base a los resultados”, dijo Martínez sobre la voluntad de sostener los carritos pese a las críticas. Y atribuyó esa decisión al propio intendente.
Anticipó, además, que el año que viene ya empezarán a tributar, que se ordenará la actividad con una nueva ordenanza y que hasta podrían migrar a otros puntos de la ciudad. Pero hasta entonces, los carritos están dispuestos a defender su sitio en la plaza, bajo un manto de guirnaldas y luces de colores.

El dato
Los lugares donde podrían mover desde el año que viene a los food trucks son el predio Bianea, sobre la calle Pedro Lagrave, las plazas de Villa Morra y Basabe, y la estación del San Martín.

Fuente: http://www.pilaradiario.com/politica/2017/12/22/carritogate-inesperado-conflicto-comercio-77600.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here