Comunicado: Rechazo a la intervención antidemocrática del PJ nacional

0
44

Como es de público conocimiento, hace unos pocos días, la jueza electoral María Romilda Servini dispuso la intervención del principal partido opositor de la República Argentina, nuestro Partido Justicialista Nacional.

Se trata de un fallo vergonzoso, con errores de ortografía, dominado por el análisis político partidario personal de la jueza (jurídicamente irrelevante) y la ausencia de normas referenciadas. Las derrotas electorales, las estrategias, las diferencias internas no son materia judiciable y mucho menos causales de intervención.

De la noche a la mañana, sin fundar la urgencia ni resolver el fondo, Servini dispone esta medida cautelar sin dar traslado a las partes (ni al partido ni al fiscal). El Presidente José Luis Gioja, tomó conocimiento de la intervención en medio de una entrevista y por la prensa.

Por si hiciera falta aclarar, disponer la intervención de un partido político (“instituciones fundamentales del sistema democrático” Art.38 C.N.) no es algo que se pueda tomar a la ligera. Se trata de un último recurso. La jueza podría haber colocado un veedor o podría haber intimado al partido para que cumpliera con algún requisito, si hubiera hecho falta. Mucho sabor a política y poco (o nada) a justicia.

Como si todo esto fuera poco, nombró de interventor a Luis Barrionuevo, parte en el conflicto. Personaje conocido por los argentinos por la quema de urnas en Catamarca y su frase llamando a “dejar de robar por dos años”, no pareciera tener los mejores antecedentes para auditar, normalizar, transparentar y democratizar el principal partido político del país. Es, además, fundador de otro partido político en Catamarca y jugó en contra del Partido Justicialista en reiteradas elecciones, apoyando a candidatos que lo enfrentaron, como es el caso de Mauricio Macri en las Presidenciales de 2015.

Nada se dice sobre los motivos que llevaron a elegir a Barrionuevo, impuesto arbitrariamente y sin fundamentos. Se desplazó a las autoridades legítimas, representativas, para colocar al frente a una minoría marginal, cercana al gobierno y nada representativa de las bases. Tan vergonzoso es todo que quien haya escrito el fallo, rara avis, no lo identifica con su correspondiente documento de identidad, algo que no se le pasaría por alto ni a un estudiante de primer año de derecho.

Se trata de una resolución netamente política, más ligada a los intereses de la Casa Rosada que al de los tribunales. Pareciera ser que hay una voluntad de que el Partido Justicialista no cumpla su natural rol opositor. Y eso sería desastroso para nuestra democracia que necesita una oposición que fiscalice y construya la alternativa al oficialismo.

Y también es una pésima noticia para nuestro pueblo, porque quiere decir que este gobierno nos va a hacer seguir viviendo mal: con ajuste, tarifazos, inflación, cierre de empresas y comercios, despidos, endeudamiento, clausura de programas destinados a los más vulnerables y represión. Su plan para ganar el año próximo no es mejorar nuestra calidad de vida sino dividir al peronismo, columna vertebral del campo popular, el gran vector de la trasformación en nuestro país. Una operación más para que el peronismo se presente en más de un frente electoral. Es decir, sin PASO y sin unidad. Dividiendo votos en las generales.

Es claramente una intromisión -vía judicial- en la vida interna del principal partido opositor tendiente a cambiar la línea de acción, que venia trabajando fuertemente por la unidad en defensa de los intereses nacionales y populares, para colocarlo al servicio de las necesidades de la Alianza gobernante, Cambiemos.

Frente a este atropello, la Juventud Peronista, tal como se lo manifestamos en la sede nacional del partido antes de ser desalojados, brinda todo su apoyo y acompañamiento al presidente y demás autoridades legítimas del partido y rechaza categóricamente esta gravísima intervención que daña la calidad de nuestra democracia.

Como mujeres y hombres de la democracia, estamos a derecho, apelando en las instancias correspondientes y sin protagonizar un solo hecho de violencia pese a lo absurdo del fallo y a las provocaciones y excesos de las fuerzas de seguridad en la sede partidaria.

Expresamos nuestra profunda preocupación frente a la judicialización de la política que en toda la región se manifiesta con la persecución a los movimientos populares que se oponen a la dominación del anarco-capitalismo financiero que coloca al “Dios Dinero” en la centralidad y descarta a las personas.

Vamos a seguir trabajando por la unidad nacional detrás de un proyecto democrático, popular, de defensa del trabajo y la producción, custodio de la soberanía nacional y las libertades. Por la felicidad del pueblo y la grandeza de la nación.

Federico García Caffi

Secretario de la Juventud

Partido Justicialista Pilar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here