En medio de la tormenta: Estado ausente

0
101

En un fin de semana que se cobró una víctima luego de las intensas lluvias y quedaron varios barrios anegados y con vecinos que perdieron todo, no hubo noticia de funcionarios municipales.
Hasta el día de hoy no se recibió ninguna comunicación oficial sobre lo que ocurrió, se desconoce si hubo evacuados, cuáles fueron las pérdidas, si las familias recibieron contención o ayuda, qué pasó con el joven que desapareció tras caer al arroyo Pinazo y luego apareció muerto. Nada se sabe.
Para la Municipalidad de Pilar, la tormenta no existió y sus consecuencias mucho menos.
Atrás quedó el intendente que ponía sus pies en el barro junto a la gobernadora María Eugenia Vidal, o el que se sacaba fotos en el COM junto a un Comité de crisis que esta vez no se supo si trabajó, y ni hablar del que navegó por el zanjón. En esta oportunidad no se lo vio. Ni a él ni a sus funcionarios.
Un intendente que desde su fan page publica diariamente información sobre cada cosa que ocurre en su gobierno, desde el viernes que no tiene actividad alguna. Paradógicamente la última publicación del viernes 28 dice “Junto a Roberto Gigante, recorrimos las obras que estamos realizando en la Ruta 25 y la calle Almirante Brown. Estar y hacer es nuestro compromiso diario y, entre todos, lo estamos llevando a cabo con #ObrasQueNosHacenCrecer”. Sin dudas un hashtag que parece una burla #ObrasQueNosHacenCrecer
La Secretaria de Desarrollo Social, Jésica Bortulé tampoco apareció ni con información oficial ni desde sus redes contando lo que hace su dependencia por los más necesitados.
La fan page oficial de la Municipalidad de Pilar también obvió por completo lo sucedido. Del post del viernes con recomendaciones ante las fuertas lluvias, pasó directamente a la suspensión de las Patronales de Lagomarsino para retomar hoy los post como si nada hubiera ocurrido: quirófano móvil, el mercado en tu barrio y tanta otra información de poca relevancia para los vecinos afectados
No solo de facebook desaperecieron, sino de todas las redes sociales donde tienen intensa actividad diaria y desde donde los vecinos intentaron ser tenidos en cuenta subiendo imágenes de lo que ocurría y solicitando la presencia del Estado Municipal.
Allá por febrero de 2017, Ducoté decía “Seguimos trabajando para mitigar el impacto de las inundaciones, y en ese sentido contar con un plan integral es fundamental y esta intervención en particular es muy importante ya que ampliará la capacidad de transporte del arroyo Garín, en su cauce medio e inferior, y beneficiará a los barrios El Rocío, Salas y William Morris”.
En ese momento se anunciaba el primer Plan Hidráulico que abarcaría todo el distrito. En la etapa inicial que se anunciaba, las obras iban a estar distribuidas en las localidades de Manzanares, Derqui, Manuel Alberti y Pilar, y se contemplaba la construcción de 33 enlaces– zanjones que vinculaban los entramados urbanos con los arroyos- para optimizar el curso del agua de los barrios hacia los arroyos y comenzar minimizar anegamientos e inundaciones.
Sin embargo, los barrios se siguen inundando.

En noviembre de 2015 el intendente prometía: con el título “Nuestro gran desafío”

“A tres meses de las fuertes tormentas que afectaron a todo Pilar, estuve una vez más con vecinos de Río Luján, uno de los barrios más golpeados por las lluvias.

Sabemos que la solución a este problema que tenemos los pilarenses no se alcanzará de un día para el otro. Pero nuestro desafío será ir aumentando año a año los niveles de obra pública.

Así, cada vez más vecinos van a tener las obras que necesitan para vivir mejor y nosotros, como gestión, vamos a tener la meta de irnos superando en el trabajo que los hombres y las mujeres de Pilar nos confiaron.

Se vienen años de mucho trabajo y compromiso, y de un Estado municipal presente en las cosas que afectan a los vecinos. #NaceUnNuevoPilar”  Ver post

El Nuevo Pilar, a tres años, aún no nació.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here