Quejas por multas sobre ruta 8 por mal estacionamiento

0
318
Elecciones 2019

«Acá el único que gana es el Municipio que factura más de $ 2000 con cada auto que se lleva», dicen los vecinos afectados, «y no señaliza la prohibición para que caigamos en la trampa». Es que, históricamente siempre se pudo estacionar sobre la ruta 8 entre Rivadavia e Ituzaingó. Y ahora ya no, pero la prohibición está muy mal señalizada.

«Mirá la cantidad de papelitos que hay, ¿vos crees que la gente estaciona mal a propósito porque quiere pagar? No, estaciona mal porque no lo sabe, porque nadie advierte nada, porque no hay señalización ni vertical ni horizontal que nos advierta», dice un vecino indignado que se encontró con el papelito en lugar de su auto.

Ya de la mano de Pilar Point regía una prohibición porque ahora estacionan allí algunos colectivos de larga distancia y está perfectamente señalizado por la empresa de venta de pasajes. Pero desde hace unas semanas apareció un cartel prohibiéndolo en un tramo de la vereda de enfrente. Sin embargo, este cartel apunta solo hacia un lado, y los que toman la ruta mano a Capital Federal no lo ven y estacionan como siempre, ya que el cartel solo mira hacia un lado de la ruta, advirtiendo a los que vienen de la mano contraria.

Más de uno se encontró con la sorpresa que al regresar, su auto ya no está más y en su lugar quedó un cartelito pegado en el piso notificando la infracción y que el vehículo fue removido.

Justo ruta 8 es la primera arteria sin estacionamiento medido, por lo cual una zona muy codiciada para estacionar.

Los papelitos se reproducen, claramente como señal de que nadie se da cuenta de la prohibición y los automovilistas deben retirar sus vehículos que fue levantado por una grúa y pagar una multa que en el mejor de los casos asciende a los $ 2000.-

«Tuve que pagar $ 1500 de multa y $ 500 de acarreo, pero nunca vi el cartel, que mira para el otro lado de la dirección en la que yo venía, por lo cual no había forma de que me enterara», dice un vecino afectado.

Si bien los motivos de la prohibición no están claros, será momento en que el Municipio señalice bien la prohibición para que la misma no se convierta en un «caza bobos» y una mera medida recaudatoria.

Compartir