La Dama de las Rosas se despide en el Lope de Vega

0
88
Elecciones 2019

Con un musical de nivel internacional, y una presentación con pocos antecedentes en Pilar, el destacado Pepe Cibrián brindará el próximo lunes una función de «La Dama de las Rosas» en el Teatro Municipal Lope de Vega. Entradas a la venta para la función del lunes 14 a las 21 hs en la boletería del teatro. Mirá el video en #PilarHoyTVCibrián, ciudadano ilustre del distrito y vecino hace más de treinta años de la localidad de La Lonja, eligió a Pilar para cerrar la gira nacional de su más reciente creación, en la que además de ser el autor protagoniza su personaje central.

«Para mí es muy significativo culminar la gira en Pilar. Estuvimos por todos lados, esta semana viajamos a Tucumán y Rosario, con un éxito enorme, y ahora terminamos el espectáculo en Pilar, donde es mi casa. Yo me siento pilarense. En general la gente que vive en los countries o barrios cerrados no tiene una identidad con el lugar, es como si vivieran en otro lado. A mí no me pasa eso. Yo me siento de acá, me encanta estar en mi ciudad. Y hacer la última función de la obra acá es todo un símbolo. A mí me declararon ciudadano ilustre de Pilar, que es algo que valoro mucho, y en su momento también di clases en el Lope de Vega», explicó Cibrián.

«La Dama de Las Rosas» es un musical con el sello autoral de Cibrián, música original del reconocido Santiago Rosso -reciente jurado del concurso intercolegial CANTA- y dirección general de Damián Iglesias. El propio Cibrián se pone en la piel de Madame Agatha y Josephine, duquesa de Chantal, una mujer alter ego de la otra, un personaje complejo para el que el protagonista pone una alta dosis de energía en llevar a cabo.

«Somos 13 actores en escena, solamente yo tengo catorce cambios de vestuario durante el espectáculo, cada uno en treinta o cuarenta segundos. Para eso tengo dos asistentes y un camarín montado en el mismo escenario, escondido en la escenografía. Es una obra ambientada en el París de los años ’20, en clase aristocrática, por lo que los trajes son fastuosos e impactantes. Tengo vestuarios de más de diez kilos», contó el prestigioso actor, director y productor.

Acompañan a Cibrián en el show Luz Yacianci, Damián Iglesias y Tiki Lovera. Completan el elenco Claudia Duce, Maximiliano Areitio, Nacho Marino, Mateo Falbo, Luis Iván Machuca, Jorge Alvarado y Zaira Bertani. El equipo creativo cuenta con vestuario de Alfredo Miranda, escenografía de Vanesa Abramovich, maquillaje de Vanesa Bruni, y luces del propio Cibrián.

El contexto histórico es la época de posguerra, tras el primer conflicto bélico mundial. De una Europa devastada por el final de la guerra, nace la alegría. En Paris, los sonidos de las bombas son reemplazados por el destello de las burbujas de Champagne. El festejo es necesario luego de tanto dolor. Así se llega a la historia de una mujer, Josephine, una mujer que decide. Decide transmutar de una vida de encierro y desamor para, a través de su alter ego Agatha complacer su necesidad de satisfacción personal. Como Agatha, siendo dueña de un cabaret conoce a Clemence, quien despierta en ella, ese sentimiento encerrado, lapidado y oculto: el amor. Como Josephine intentará descubrirla aún más en profundidad y obsequiándole en secreto rosas, una y otra vez, se ganará su amor.

«Es una historia mágica, que habla de la identidad, del ser humano en un mundo donde tanto se ha peleado por la identidad, por ejemplo en el matrimonio igualitario, por ser nosotros mismos tranquilos, por hacer lo que se nos dé la gana sin molestar a nadie. La fui escribiendo y me enamoré de la historia. La música de Santiago Rosso es bellísima, además. Me siento muy satisfecho de hacerla y de llevarla por todo el país en una gira», aseguró.

Pepe Cibrián, escribe y protagoniza “La Dama de las Rosas” como una fantasía personal realizada, junto al acompañamiento de un grupo de grandes profesionales quienes acompañan al autor y director teatral en este nuevo cuento musical que no solo habla del amor, sino también, de la realización personal, el descubrimiento propio, el goce de la libertad y la elección de ser quien uno quiere ser.

Compartir