Fin del aislamiento en Pilar

0
233
Foto de archivo
Elecciones 2019
A partir de lo establecido por los gobiernos nacional y provincial, en función del descenso de casos de covid-19 en la región del AMBA por diez semanas consecutivas, el municipio de Pilar entra en fase Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO), en lugar del aislamiento, medidas que rigen en esta oportunidad hasta el 29 de noviembre.

El intendente Federico Achával firmó el decreto que dispone nuevas actividades en esta etapa, con los cuidados sanitarios correspondientes. “Los casos están en descenso en Pilar, y ese es un logro de un pueblo solidario y comprometido con los hábitos de cuidado, del heroísmo de los trabajadores de la salud y de un Estado presente que trabaja cada día para ampliar el sistema sanitario y salvar vidas. Este descenso de la curva nos permite entrar en una nueva etapa, la del distanciamiento social, en la que tenemos que seguir cuidándonos como hasta ahora, porque la pandemia sigue estando, aún no derrotamos al coronavirus. Como dijo el gobernador, ahora tenemos el desafío no ya de aplanar la curva, sino de aplastarla. Seguiremos como Estado cuidando a cada vecino y acompañando a quienes más lo necesitan”, dijo el intendente.
El decreto habilita el uso de plazas y espacios públicos del distrito, que deberá ser siempre respetando el distanciamiento y utilizando tapabocas. También en relación al espacio público, se quitan las vallas de las calles céntricas de las localidades, las cuales sirvieron durante la fase de aislamiento para ampliar el espacio de las veredas para la circulación de los vecinos y así ayudar a cumplir el distanciamiento. Las vallas continuarán ordenando el espacio exterior de las sucursales bancarias, así como en determinados locales gastronómicos, para contribuir al ordenamiento de los vecinos y clientes en dichos espacios.
Asimismo, se permite la permanencia de comensales en locales gastronómicos, con un tope del 30% del aforo, en relación a su capacidad máxima y en ambientes ventilados. También se autoriza la vuelta a la actividad de shoppings y paseos comerciales, a excepción de patios de comidas y espacios recreativos. El decreto autoriza además el trabajo del personal auxiliar de casas particulares multidomiciliario, la obra privada de construcción y las actividades de venta al por menor de textiles, indumentaria, calzado y juguetes en locales de cercanía con ingreso de clientes, servicios de gestoría, ferias itinerantes de alimentos, lavaderos de autos.
Todas estas actividades deben cumplir con estrictos protocolos sanitarios, cuyo incumplimiento puede dejar sin efecto su autorización. En ese sentido, continúa vigente la obligatoriedad de empleadores y establecimientos de dar aviso inmediato y formal al Municipio ante casos sospechosos o confirmados de coronavirus entre su personal.

Por otro lado, cabe señalar que tal como dispuso el gobierno nacional, en esta fase el uso del transporte público de pasajeros sigue correspondiendo únicamente a personas afectadas a tareas esenciales.