A5: Cómo mejorar la cultura de la empresa y acelerar resultados

0
104
Elecciones 2019

Identidad Argentina, entidad dedicada a la investigación, desarrollo, difusión, asesoramiento e implementación de diversos servicios relacionados a la Industria del Conocimiento e Innovación presenta un nuevo programa para potenciar habilidades en la aceleración cultural. Se trata del programa in company A a la Quinta (A5). Para solicitar más información ingresar en https://forms.gle/cuEcRf68sNm4hJLE8

Para ampliar el tema, el jueves 26 de agosto a las 18 hs llega otra edición del Ciclo de Innovación y Conocimiento organizado por Identidad Argentina en el que se abordará el tema «Transformá la cultura y acelerá tus resultados» a cargo de  los expertos Lic. Natalia Cajelli, Lic. Natalia Kusnir y Lic. Gerardo Calderón.  Los interesados podrán registrarse y obtener un certificado de asistencia gratuito, en https://forms.gle/ud6PXqg6euAjPrRh6 . La jornada es gratuita y tiene una duración de 25 Minutos.

Identidad Argentina introduce el concepto de «aceleración cultural» convencidos que se necesita  potenciar la fórmula de la transformación.

Hasta hace muy poco, se hablaba de contextos VUCA (volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad) como el gran quiebre de la linealidad (LAMO) con la que estábamos acostumbrados desde la modernidad a pensar el mundo y nuestra intervención en él. Hoy VUCA quedó antiguo, y necesitamos herramientas para intervenir en el mundo FANI (frágil, ansioso, no lineal, incomprensible).

Desde Identidad Argentina proponen esta fórmula de A5, que gira en torno a los conceptos de aprendizaje, agilidad, adaptación, acción y aceleración, que nos habilitan una manera distinta de posicionarnos, mirar, comprender e intervenir. 

El Programa A a la Quinta se diseñó como un programa ejecutivo inmersivo, que utiliza una metodología de aprendizaje ágil, ya que es colectiva, horizontal, asertiva y de intervención material en la producción de contenidos por parte de los participantes.

Sin dudas el mundo está siendo impactado por innovaciones que alteran la forma en la que nos organizamos, producimos, estudiamos, aprendemos, y los elementos que generamos y consumimos.

Necesitamos adaptar el modo en el que pensamos que podemos implementar esas innovaciones con resultados que tengan beneficios para las personas, las organizaciones y los beneficiarios o consumidores del valor que generan esas organizaciones.

«Venimos escuchando desde hace mucho el concepto de vigilancia tecnológica. Nosotros pensamos que es necesario incorporar el concepto de vigilancia cultural para poder anticipar, aprovechar, innovar y optimizar la transformación de la que tanto se habla. Por eso nosotros proponemos una fórmula potenciada, que es la de aceleración cultural», aseguran desde Identidad Argentina.

Por todo esto, proponen una combinación de encuentros sincrónicos virtuales, con actividades interencuentros experienciales y “de campo”. La modalidad es inmersiva, abordando las dimensiones emocionales, cognitivas y sociales del proceso de aprendizaje.

Y tiene una dimensión tangible, de intervención concreta a través de materiales digitales para favorecer la memoria emotiva y la dimensión productiva del proceso de aprendizaje.

El programa está dirigido a líderes, integrantes de equipos con competencias en la solución de problemas, entrega de valor al cliente final o a otros equipos en la cadena de valor de la organización.

«El programa está dirigido a todas las personas que tienen la capacidad, el interés y la motivación para ser disruptivas y son referentes naturales en los espacios en los que trabajan. Ser líder no es ser jefe y el liderazgo no está relacionado con la autoridad y el poder formal», indica la Tec. Gabriela Capurro, Gerente de Vinculación Institucional y Desarrollo de Alianzas de Identidad Argentina

«Cualquier persona de cualquier organización es potencialmente destinataria de esta propuesta, pero entendemos que las organizaciones que sienten la necesidad y la ambición de adaptarse a las nuevas condiciones del mundo en que vivimos son las que están en el centro de esta propuesta. Ya sea porque quieren adaptar la forma en la que organizan el trabajo, la relación que tienen con aquellos a los que le entregan valor (clientes, beneficiarios), o porque necesitan repensar el valor que producen y para quién», completa Capurro.

Los beneficiarios de este recorrido son las personas que lo atraviesan, pero también los que dirigen sus organizaciones, los dueños (si se tratara de empresas), los clientes o beneficiarios, y los pares o colaboradores con los que interactúan.

El programa consiste en 5 encuentros potenciados.

El viaje de experiencia de los participantes en el programa será una metáfora en sí misma, a través de la cual vivirán los contenidos de cada una de las cinco A que la componen y las prácticas interencuentros que propone el programa:

• Aprendizaje
• Adaptación
• Agilidad
• Acción
• Aceleración

El programa se llama A a la quinta, ya que todo gira en torno a la letra A (Aprendizaje, Adaptación, Agilidad, Acción y Aceleración) y son 5 sesiones presenciales, una por semana y 4 actividades inter-módulos, para generar experiencias y fijar conceptos, poniéndolos en práctica.

¿Por qué hablan de «experiencia» y de «metáfora»? Porque la propuesta está fundada en la lógica del aprendizaje ágil que se sostiene en la premisa de que no entregamos conocimientos, sino producimos y vivimos experiencias en el aprendizaje.

Las prácticas serán aplicadas a la propia organización a lo largo del programa, de manera que su recorrido completo será un acelerador cultural para la empresa.

Además de los 5 encuentros sincrónicos habrá 4 experiencias virtuales interencuentros para “sentir en la piel” los conceptos vertidos en el encuentro interior.

Habrá una bitácora virtual personal, 1 grupo general y minigrupos de whatsapp, plantillas de stickers y emoticones personalizados, juegos con dinámicas que expresan las las mecánicas rituales de estudio, etc. Esas experiencias serán el punto de partida para el próximo encuentro.

Es de destacar que el «juego» es relevante en el programa. «Lo lúdico es esencial en este programa. Los materiales digitales le dan una dimensión experiencial, ya que favorecen la memoria emotiva y la dimensión productiva del proceso de aprendizaje. A través de la reflexión sobre la experiencia y a partir del análisis de la propia práctica, la experiencia del participante se hace abarcativa, incluyendo los niveles de intervención emocional, cognitivo y sensorial», explica la Lic. Natalia Cajelli, Licenciada en Ciencias de la Educación y especialista en Didáctica y Formación de Formadores.

El programa contempla dos alternativas de “caja de herramientas” para acompañar el desarrollo del programa:

Una serie de materiales y sistemas digitales desarrollados a la medida del programa. Son los elementos virtuales que acortarán distancias y ayudarán a generar vivencias físicas
reales a lo largo de toda la experiencia A5 y de los ejercicios interencuentros.

«El pack virtual justamente es para sacar al programa de una actividad “virtual”, estática, de simple escucha que recibe conocimientos, y convertirlo en una experiencia vivencial, inclusiva, experiencial. Vamos a tener grupos de whatsapp entre los alumnos y profesoras, donde vamos a crear paquetes de stickers que expresen los conceptos que vamos a compartir en las clases sincrónicas. Vamos a tener una bitácora para que cada participante maneje las herramientas de un antropólogo, con guías para que vaya registrando las distintas incidencias y rituales de la organización que quiera intervenir y acelerar su cultura. Tendremos una actividad grupal en salas de escape virtuales, para experimentar juntos la resolución de problemas en equipo. Usamos herramientas muy modernas para generar el más antiguo de los sentimientos: ser parte de una experiencia, de un camino que enseña e internaliza conocimientos al haberlos puesto en práctica», explican desde Identidad Argentina.

Una caja física con elementos reales que llegarán a la oficina o la casa de cada participante y les permitirá tocar y manipular elementos reales a través de todo el programa.

«El pack tangible se trata de una serie de elementos físicos que le llegaría a cada participante a su casa/ oficina, con el mismo objetivo anterior. Salirse de la pantalla y tocar elementos reales, sentirlos, llevar al cuerpo parte de las experiencias vividas desde la virtualidad. Una taza de café, un gorro de antropólogo y su infaltable barbijo haciendo juego, una remera blanca para escribir con un marcador indeleble un hashtag con el que asistirá a la clase. Un cuadro 3D que dependiendo del punto de vista es una cosa o es otra. Elementos que acompañarán la experiencia y que seguirán en la casa/oficina durante muchos años, como testigos de un aprendizaje vivido e internalizado a fines de la pandemia», completaron desde la organización.

¿Qué se van a llevar los participantes una vez que pasen por todos los encuentros?

Se llevan una bitácora de su experiencia con el registro de la transformación que atravesaron, herramientas y elementos para impactar en sus organizaciones y acelerar la cultura. Packs de stickers para expresar nuevos conceptos en whatsapp, algunas herramientas para generar historias y post disruptivos en redes y nuevos mecanismos para pensar fuera de la caja.

Acerca de los expertos a cargo del programa

NATALIA CAJELLI

Licenciada en Ciencias de la Educación. Especialista en Didáctica y Formación de Formadores.

Consultora en el diseño e implementación de acciones de Capacitación en Escuelas de Negocios, empresas nacionales y multinacionales e Institutos Universitarios de formación profesional.

Diseñadora y formadora en programas de capacitación ejecutiva y postgrados en la Universidad de Buenos Aires (Facultad de Filosofía y Letras y Facultad de Psicología), en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires y en la Escuela de Negocios de IDEA.

NATALIA KUSNIR

Con experiencia y formación en antropología lo que le permite hacer un abordaje sistémico integral sobre los comportamientos y la cultura de las organizaciones con una mirada humana.

Desde allí, impulsa y acompaña organizaciones en procesos de transformación, a través de intervenciones culturales que potencian la colaboración y la comunicación, rescatan el valor de los equipos, mejoran el clima interno, optimizan la calidad del servicio/producto para el cliente y promueven la mejora continua.

 

GERARDO CALDERÓN

Desde su  perspectiva de comunicador externo e interno, apoya los procesos de transformación de las empresas hacia la “cultura personas”, a través de mensajes movilizadores basadas en plataformas virtuales y acciones presenciales internas muy potentes y transformadoras.

Así, convierte en vivenciales los conceptos académicos y colabora a internalizarlos, cambiando conductas y actitudes.