¿Cómo saber cuándo es necesario llevar el auto al mecánico?

0
322
Mechanic servicing a automobile car engine in repair garage
Elecciones 2019

Saber cuándo acudir a un mecánico es crucial para mantener un vehículo en óptimas condiciones y evitar siniestros de tránsito. Muchas de las fallas mecánicas tienen que ver con la falta de mantenimiento de la unidad tales como: mal funcionamiento de los frenos, problemas en la dirección, falla en la transmisión y el motor, o bien, problemas defectuosos de fábrica, los cuales son complejos de comprobar.

Es por ello que Mobil lubricantes presenta algunos consejos y recomendaciones para ayudar a los conductores a alertarlos sobre cuándo es el momento adecuado para llevar un auto al taller mecánico.

Realizar el mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo es la mejor manera de asegurarse de que un vehículo esté funcionando correctamente. Realizar regularmente cambios de aceite, filtros de aire, bujías y otros servicios recomendados por el fabricante. Al seguir estas recomendaciones, se pueden evitar problemas mayores y prolongar la vida útil de un auto.

En este punto, el cambio de aceite es sumamente importante ya que lubrica y elimina las impurezas del motor. Revisar el nivel de aceite semanalmente también es una práctica fundamental. Y hay que comprobarlo antes de arrancar el motor o después de apagarlo, dando un poco de tiempo (alrededor de 1 y 2 minutos) para que el aceite pueda volver al cárter. Retirar la varilla, limpiar el extremo y volver a colocarla para luego verificar el nivel de aceite, que debe estar entre las marcas de mínimo y máximo.

Escuchar al vehículo

El ruido que produce el vehículo puede ser una señal de un problema mayor. Prestar atención a cualquier sonido extraño que se pueda escuchar mientras se conduce. Si hay chirridos, golpes o cualquier otro sonido inusual, es posible que haya que llevar el vehículo a un mecánico lo antes posible. Un mecánico experimentado podrá identificar el problema y corregirlo antes de que se convierta en algo mayor.

Prestar atención a las luces de advertencia

Si una luz de advertencia se enciende en el panel de instrumentos del vehículo, no hay que ignorarla. Las luces de advertencia son una señal de que algo no está funcionando correctamente y debe ser revisado por un mecánico. Las luces de advertencia comunes incluyen la luz de control del motor, de la batería, del aceite y del líquido de frenos.

Mantener un registro de los problemas

Si el auto ha presentado algún problema en el pasado, se recomienda mantener un registro de ello. Esto puede ayudar al mecánico a identificar problemas recurrentes y solucionarlos de manera efectiva. Además, en caso que aplique, este registro puede ayudar a que el problema sea cubierto por la garantía.

No ignorar problemas menores

No esperar hasta que un problema menor se convierta en uno mayor. Si nota algo fuera de lo normal, como un neumático desinflado o una fuga de líquido, hay que llevarlo a un mecánico lo antes posible. Los problemas menores pueden convertirse en mayores si no se corrigen de manera oportuna. Además, pueden afectar el rendimiento del vehículo y aumentar el consumo de combustible.

La seguridad y el buen funcionamiento de un vehículo dependen de un mantenimiento regular. Seguir estos consejos y recomendaciones provistos por la marca de lubricantes Mobil favorecerá a mantener el vehículo en óptimas condiciones.