Controvertida protesta por despidos en el Municipio

0
142
Elecciones 2019

Fue un lunes 13 negro, un grupo de ex empleados municipales coparon el Palacio Municipal en búsqueda de respuestas a los despidos injustificados que se vinieron dando en las últimas semanas. Los manifestantes aducen que despidieron empleados de años y con trabajos comprobables. Desde el Municipio acusaron a los concejales Inés Ricci y su hijo Flavio Álvarez (ex del Frente Renovador y luego pasados al bando de Cambiemos), de estar detrás de la protesta. Y sostienen que están detrás de los «ñoquis» que el gobierno saliente introdujo en la estructura local.
Ayer, hubo manifestaciones dentro y fuera del Palacio Municipal y empleados encadenados en búsqueda de respuestas.
Hablaron con los damnificados Juan Pablo Trovatelli que estuvo presente durante el momento en que los desalojaban para cerrar el Palacio Municipal y con Nicolás Darget.
Volviendo a la denuncia contra Alvarez y Ricci, el gobierno aseguró que se llevará a cabo una “profunda auditoría sobre el área de Higiene Urbana durante la gestión de Nicolás Ducoté”, dependencia que en buena parte era manejada por ambos ediles derquinos. Ver nota relacionada

De hecho, durante la protesta se lo vio al ex concejal Alberto Zapata, también empleado municipal y hombre cercano a Ricci y a Alvarez, poniendo orden en el reclamo.

El gobierno señaló en la denuncia pública que de “una extensa nómina de trabajadores” que habrían sido reclutados por Ricci y Álvarez durante los últimos 4 años, “se encuentran múltiples casos de gente que recibe un sueldo sin trabajar, lastimosamente conocidos como ñoquis”, y citó el caso de “la familia Herrera, esposa del concejal Álvarez, de su suegro, su cuñada y su sobrino”. Ver nota relacionada


Desde el gobierno también le apuntaron al manejo “poco claro” de empresas que prestaban servicio en la misma área de Higiene Urbana y que tendrían vinculación con Ricci y Álvarez.
El secretario de Gobierno, Santiago Laurent, afirmó desde un hilo en su cuenta de Twitter que “llegamos hasta acá para transformar la realidad, y tomar las medidas que haya que tomar. Que sepan los que defienden sus propios intereses, que no nos vamos a achicar frente a las amenazas”
Y agregó “cada vez que se paga algo que no se hace, cada vez que se defienden intereses personales e inescrupulosos por sobre el bienestar y el desarrollo general, se impide la posibilidad real de que los ciudadanos de Pilar vivan mejor, y no lo vamos a permitir”.
Por último dijo: “Queremos sacar a Pilar adelante, que de una vez por todas salgamos del abandono y la desidia en la que estuvo. Para eso hace falta terminar con prácticas y costumbres que le hacen mucho mal a la política y que impiden la posibilidad de desarrollo de nuestro distrito”.
Mientras tanto siguen las denuncias de despidos injustificados, por lo cual se espera que el gobierno revea la situación y revise caso por caso.